Tanto nuestros partners como nosotros utilizamos cookies para personalizar contenido y publicidad, o analizar nuestro tráfico. Podemos recoger información no personal sobre el uso que haces de esta web. Puedes permitir el uso de esta tecnología, o controlar completamente qué información es recogida y procesada.

OK | Más información

#yoentrenoencasa con Haritz Pascual


06.04.2020 - Federación Navarra de Deportes de Invierno

Con la temporada suspendida por el COVID-19, Haritz Pascual, técnico y deportista del Irrintzi Ski, nos cuenta cómo está viviendo este aislamiento y cómo se las ingenia para seguir activo.

De una día para otro, hubo que cambiar el monte por el comedor de casa, ¿de qué manera estás haciendo más llevadero el confinamiento?

A nosotros el confinamiento nos pilló cargando la furgoneta hacia los Campeonatos de España de Esquí que iban a celebrarse en Beret. Tras una temporada complicada, por la poca nieve que hemos tenido, teníamos un final de mes de marzo intenso con los campeonatos de España y los de Navarra. De golpe y porrazo, nos hemos visto encerrados y con la temporada finalizada. Ahora entrenar, ya no tiene un fin competitivo sino, mantener un poco la forma y no dejarnos.

Aunque en condiciones más limitadas, ¿continúas con tu planificación deportiva?

Como digo, nuestra temporada ya ha terminado, porque cuando levanten el estado de alarma ya no tendremos nieve para competir. Toca replantearse las cosas, rediseñar todo y empezar a pensar en la temporada 2020-2021. En nuestro caso las pre temporadas las empezamos en mayo, y en septiembre empezamos a competir en rollerski (esquí con ruedas). En estas circunstancias, estos primeros días de confinamiento los estamos aprovechando para mantener un poco la actividad, pero el entrenador, Dani Martínez ya ha avisado que en breve tocará empezar a entrenar, aunque sea en el trastero de casa.

¿Qué tipos de ejercicios puedes hacer en casa?

En nuestro caso, lo más complicado es el trabajo de fondo. Para eso necesitamos correr durante mucho tiempo por ejemplo. Lo hemos sustituido por el rodillo en la bici, pero aquí tampoco puedes pasarte y con hora y media ya es hasta demasiado. También, en mi caso, tengo la suerte de tener en casa una Ercolina. Es una máquina específica del esquí de fondo, que se usa para trabajar el tren superior. Pero es como el rodillo, a partir de los 45 minutos ya es pesado y aburrido. Toca estos días trabajar mucho core, que es lo que podemos hacer en habitaciones y pasillos. Todo el trabajo que hagamos ahora, eso que ganaremos para cuando en mayo o junio o cuando se pueda, podamos salir a correr o a hacer rollerski. Mucho core, musculación con las cuatro pesas que tenemos por casa y así andamos.

¿En algún momento has sentido enfado, frustración o desconcierto?

En lo deportivo, fue un poco estresante como nos ocurrió todo esto. Las dos últimas semanas, con los campeonatos de España a la vuelta de la esquina, veíamos que se acercaba algo gordo y serio pero se mantenía la cita. Ya digo que el confinamiento nos pilló cargando la furgoneta casi para irnos de viaje. Eso hizo que ya llegásemos con cierto stress a esta situación. Luego, pues toca, replantearse las cosas, pensar en la próxima temporada, que además en nuestro club va a coincidir con un cambio en la dirección…eso también motiva y estos días hay tiempo para trabajar. En lo personal, hay momentos buenos y malos y evidentemente uno se preocupa por la situación y sobre todo por como saldremos de esta. Más que el propio virus, me preocupa la crisis que esto va a generar.

¿Sueles grabarte entrenando? ¿Te ayuda a mantener la rutina, motivarte o motivar al resto de compañeros?

Las redes estos días echan humo…da miedo ver lo que están entrenando todos los compañeros y amigos. No obstante, también pienso que iniciamos este confinamiento como si fuera un sprint. Los primeros días todo el mundo estaba a tope, entrenando más que nunca…una compañera haciendo series en la cuesta del garaje. Con los días y la monotonía, esa espuma ha bajado y ahora ya entrenamos más en solitario y sin tanto alarde.

¿A qué competiciones, de momento, no vas a poder acudir próximamente?

En el esquí de fondo, y en los deportes de invierno en general, se da por finalizada la temporada. El confinamiento nos ha dejado sin los Campeonatos de España y sin los de Navarra. Además se ha tenido que suspender la Marcha Popular Uharte, que es una de las pocas carreras que tenemos por aquí y que siempre nos gusta ir con la gente más txiki del equipo.

¿Qué te parece el aplazamiento de los Juegos Olímpicos?

Lógico y normal. No solo porque los deportistas no puedan entrenar en condiciones. También porque todavía es una incógnita la situación de la crisis del coronavirus en las próximas, semanas y meses. Hay países que parece que están saliendo del túnel, otros pueden estar en lo más duro y a otros acaba de llegar la infección. En nuestro caso, los deportes de invierno, este año no tocaban Juegos así que de esa nos hemos librado. Solo se han suspendido las últimas carreras de la Copa del Mundo y Copa de Europa. 

¿Qué mensaje lanzarías desde aquí al resto de compañeros y deportistas?

Vamos a tratar de pasar esto lo mejor que podamos. Si podemos sin salir de casa, ocupándonos de nuestra gente, cuidándonos mucho y si podemos haciendo todos los días un rato de deporte que nos vendrá bien. Hay ganas de salir a correr, a pedalear…pero en estos momentos, tenemos que ser conscientes que es secundario. Lo importante es salir de esta todos y todas.

A nivel más personal, ¿Cómo estás viviendo esta situación en casa?

En casa, con dos hijas pequeñas como tenemos, no hay tiempo para aburrirse. Veo que la gente anda haciendo maratones de series y películas y nosotros aparte de Pirritx eta Porrotx y Peppa Pig poca más tele hemos visto. Nosotros igual entendemos mejor la situación y podemos auto controlar más nuestros impulsos y frustraciones, pero a las niñas se les hace largo el día. Su forma de socializarse es diferente a la nuestra, necesitan correr, jugar, reñir con otros txikis…así que en cuanto nos dejen a llenar los parques!

¿Qué es lo que más echas de menos?

Para mí lo peor es la falta de relación con otras personas más allá de las que tenemos en casa. Estar con mis padres, que ellos jueguen con sus nietas, salir a correr con los compañeros de la grupeta mientras hacemos tertulia y solucionamos el mundo…poder moverte el fin de semana a otros sitios, esquiar, acabar la temporada…Echo de menos salir a pedalear, que suelo utilizarlo como terapia anti stress, para relajarme, para pensar...

¿Has encontrado alguna cosa por casa de la que ya no te acordabas?

¡La Game Boy con el tetris!

¿Cómo pasáis el rato?

Con las dos txikitas por casa, paso el tiempo detrás de una o la otra. Jugando mucho con los playmobil, dibujando, pintando…y también cocinando. Estos días hay tiempo para disfrutar más entre fogones y en el grupo de wasap de la cuadrilla alguno nos está haciendo de maestro cocinero pasando recetas. Aparte de eso, leyendo mucho, sobre todo artículos y entrevistas sobre todo esto…tengo sobre información, pero me gusta.

¿Cuál es tu pasatiempo favorito?

Cocinar

¿Cuál es tu opinión acerca de todo lo que está pasando en el mundo con esta enfermedad?

Nos estamos enfrentando a algo desconocido, que creo que también se está aprovechando para introducir ciertas medidas que de otra manera la sociedad no aceptaríamos. Sinceramente, no entiendo la utilidad del ejército en todo esto, lo veo más como un ejercicio de propaganda militar,…para la labor que hacen ya están bomberos o protección civil. Prefiero que se ayuden y refuercen estos equipos y los sanitarios. 

Las decisiones políticas, creo que tienen que ir encaminadas sobre todo al cuidado de la gente. Eso debe ser lo primero, como decía antes, salir de esta todos y todas. Y aunque ha costado hacerlo ver, parece que poco a poco se va hacia ello. 

¿Ves una salida cercana?

Las cifras muestran que poco a poco la tendencia va cambiando, pero creo que queda mucho. Vamos a tomárnoslo con calma, que va para largo y cuando se pueda salir ya saldremos. 

¿Nos cambiará la forma de ver la vida después de esta situación?

Yo creo que sí. Por un lado, es la primera vez que muchos y muchas hemos visto algo tan duro tan de cerca. Hemos visto tambalearse todo lo que creíamos estable y algo tan pequeño como un virus nos ha puesto en jaque. Por otra parte, creo que estamos haciendo una labor colectiva impresionante. Esto no se nos debe olvidar. Los aplausos de los balcones, las redes de ayuda creadas barrio a barrio para ayudar a quienes no pueden ni salir de casa…todo esto debe hacernos ver la importancia del colectivo y sobre todo deben mantenerse, porque después de la crisis sanitaria, viene una económica en la que mucha gente lo va a pasar mal. Como dice Berri Txarrak, Herriak bakarrik salba dezake herria (solo el pueblo salva al pueblo)

¿Qué es lo primero que vas a hacer cuando se levanten todas las restricciones y hayamos vencido al virus?

Ir al parque con las crías y espero quedar allí con mi padres para abrazarlos y que ellos abracen a las niñas. Supongo que luego, saldré a pedalear.


IMÁGENES


COMPARTIR


ENLACES RELACIONADOS


CATEGORÍAS